viernes, 13 de febrero de 2009

U®ßan A®t [Society: Requiem™]

El ser humano (este es un buen comienzo filosófico), es animal libre, y como tal no debería ser esclavo de la rutina, aunque bien sabemos que eso, en gran medida, es tarea costosa.

Vagando por los callejones del raciocinio es posible encontrarse con neuronas hastiadas, ancladas en la monotonía urbana. Es más preocupante aún si dichos callejones, como las raíces de un roble en la tierra, atraviesan una palpitante ciudad hormiguero, donde cada persona representa el ignorado ente obrero de una colonia social. ¿Es acaso su función imprescincible?, ¿su esfuerzo recompensado?, ¿o trabajo reconocido?... pregunta difícil en tiempos de crisis. Una crisis que se desliza, como la niebla, montaña abajo hacia el valle emocional de las personas. Por ello, Skyrider nos recuerda que existen mentes cuya vida les impide bajarse de un tren, no siendo "saltar de él en marcha" una opción válida para tal situación: Requiem a un tren sin frenos. Requiem a un destino desconocido. Requiem a un alma extraviada...