domingo, 8 de febrero de 2009

Burn•E

Existen ilusiones, en los que entes virtuales, por el cariño que despiertan, atraviesan la linea de la realidad por unos segundos. En ese espacio de tiempo la mente se engaña proponiendo modificaciones sensoriales, a veces fruto de una infancia añorada.

Es ese el caso de Wall•E, en el exterior una fría y sucia máquina, pero humanizada en su interior. Hasta el extremo de haber llenado gracias a su tiernas lentes oculares cines de todos los continentes. Su virtuosa empatía se contagia al instante, lo cual causa la envidia de otros robots que no han querido ser menos y se han sumado a la fiebre robótica creada por Pixar y sus preciados cortometrajes, legendarias herencias de Charlot o Buster Keaton entre otros: Burn•E no es más que un humilde y sencillo reparador de postes lumínicos, un robot de la clase obrera anclado a su perfeccionado trabajo. Será la llegada de Wall•E la que introduzca una serie de modificiones en su rutinaria vida, produciendo el cruce incosciente de sus destinos, en un espacio solitario. Dos almas artificiales capaces de dar vida a esta corta y delirante historia tan lejos de este planeta, y la vez tan cerca de los sueños... Disfrutadla.

-=- Ver en Vreel -=-