sábado, 12 de diciembre de 2009

The Space Chair Projet

Tras 5 días pisando la tierra, y el desierto de arena que la contiene, no existe relajante mejor que en silencio alejarse... sobre ella sentado.


Toshiba reclama el acercamiento a un mundo en alta definición, tan sólo alejándose de él mediante una idea sencilla: nos embarca... no, nos sienta en un largo viaje de un minuto hacia un horizonte terrenal. Linea, a partir de la cual, empezamos a llamar imposibles a nuestros sueños. Y si el anuncio original no lo contempla, la versión extendida sí: en esta se demuestra como estos sueños, pese a ser minimamente posibles, acaban (no siempre) rompiéndose. En verdad, una metáfora del terrible esfuerzo humano, por salir de nuestra paradisiaca burbuja azul, y de cómo la realidad nos devuelve a la Tierra, cuando aparentemente flotamos a miles de kilómetros de ella. Intentarlo es el primer paso.

5 comentarios:

Arwen dijo...

Vaya, vaya, curioso y original regreso, volando en una silla...;) ¿qué tal nuestro blogger viajero?, seguro que el desierto te ha mostrado grandes cosas, yo he vuelto hace un ratín de un finde festivalero, improvisado, pero lleno de energía, noches con amigos, cenas, cubatillas y hasta campeonatos a la wii...ja,ja,ja, así que el cerebro lo tengo haciendo empanadillas de Móstoles...y no se que respuestas os daré a ese Criptex...ja,ja,ja...

Besos y bienvenido de vuelta a la blogoesfera.

Muakkks...

xTo=-vs-=naRco dijo...

Weno, no puedo darle muxo al coco, pero algunas preguntas he sacado... toy en casita repasando como despegar un avión, jaja.

Gracas x la bienvenida bloggera y me alegra que el haber tomado asiento en AnaRKasT te haya agradado.

Sí, el desierto me ha mostrado muchas cosas, entre ellas me ha mostrado una vez más, tal y como lo hacen las estrellas numerosas veces, lo poco que le importamos al Universo (lo pequeños que somos y lo grande que es todo lo que nos rodea), y lo mucho que debemos hacer para seguir adelante, y llegar algún día a ser un punto de referencia en ese gran espacio negro y frío, sólo por ello vale la pena seguir viviendo.

Bskos optimistas

Arwen dijo...

Bonita enseñanza del desierto, aunque yo pienso que todos y cada uno somos un punto de referencia en el universo.
Y con tus preguntas has dado en el clavo con lo del "alimento" y has acercado a otros a descifrar el enigma, que ahora mismo está al rojo vivo...ja,ja,ja...aunque no se haya delvelado todavía.

Besos optimistas y adelante en la vida siempre. ;P

xTo=-vs-=naRco dijo...

También interesante ese punto, aunque quizás se me hace una teoría muy egocéntrica para lo mucho que hay allí afuera y lo poco aunque increíblemente denso que hay en este planeta....

un punto de referencia para quien?? Lo mejor, creo, antes de considerarse un punto de referencia es busacarlo fuera, en la naturaleza por ejemplo, en los demás, en las estrellas, pero no en uno mismo. Lo que somos más bien es el punto de partida.

Ni si kiera sabemos si nuestro Universo es único, sería impensable considerarse únicos.

Uffff, tema muy complicado para estas horas, no estaría mal hablar de ello en el mssnger durant esta semana, y reservarle un par de horas, jajaja.

Wnas nxs... dskansa mxo! Bskos!

Arwen dijo...

Ja,ja,ja...escucha y analiza, para nada es una teoría egocéntrica, me refiero a que como parte humana siempre y cada uno de nosotros, somos un punto de referencia para alguien, para otros o para muchos y ese tejido "humano" tan poderoso me parece un gran punto de referencia, pero no lo estoy comparando con el Universo, en el que apenas somos motitas de polvo, aunque para bien o para mal nuestra raza a su paso por él, aporta su granito, ya sea para construir o para destruir una parte de él...tenemos pendiente un coloquio estelar...ja,ja,ja...
Besos.